Conservación de los océanos.

Sin tintes

El verdadero pulmón del planeta está en los océanos.

El agua es un elemento esencial de la naturaleza, contribuye al bienestar general del hombre, de los animales y de las plantas. Es uno de los pocos elementos sin los cuales no podría mantenerse la vida en el planeta.Los residuos de plástico que son arrojados al mar matan a un millón de animales al año. La contaminación de pozos y acuíferos tiene consecuencias perjudiciales para la salud humana y degradan el medio marino. Muchos animales marinos y aves mueren al tragar desechos que flotan, porque creen que es comida.
La tinta en sus principios simplemente era polvo de carbono. Luego, para mejorar la calidad de la impresión, el carbón fue combinado con un polímero. Las partículas de tóner son fundidas por el calor del tambor, haciendo que se adhieran al papel. La fórmula del tóner varía de cada fabricante e incluso la máquina. Generalmente varían en el tamaño de los gránulos y en los puntos de fundición. Realmente el tóner es una sustancia muy específica, su proceso de fabricación es bastante complejo y cada fabrica tiene su propia formulación. Por lo tanto existen diferentes tipos de tóner, aunque básicamente está formado por carbón y hierro, y entre cuyos principales componentes se encuentran el cromo, el cobre, los cianuros inorgánicos, los acrílicos, el revelador y las partículas termoplásticos.

Cada 500 Folios Reciclados ahorras:

Para fabricar 1 cartucho se utilizan:

Cada año 400 millones de cartuchos de impresora terminan en vertederos. Un cartucho de tóner tarda más de 450 años en descomponerse.

Efectos en la salud.

Sin componentes químicos

Ya no usamos ni una sola gota de tinta.

Un estudio reciente pone de manifiesto que determinadas impresoras contaminan el aire de la habitación en la que se encuentran de tal modo que la salud del ser humano que esté cerca se ve amenazada casi en la misma manera que si hubiera un fumador. Las partículas pequeñas son peligrosas porque se pueden respirar y pasar fácilmente a las regiones más pequeñas de los pulmones e incluso al riego sanguíneo. Potencialmente pueden causar problemas respiratorios y cardiovasculares. Varias sustancias que componen el tóner representan riesgos a la salud en la exposición directa de emisiones durante el proceso de impresión y/o fotocopiado. Los productos químicos típicos son: monóxido de carbono, óxido de nitrógeno y una gama de compuestos orgánicos volátiles, varios de cuales son cancerígenos.
Los polímeros que componen el tóner al ser estables nos son tóxicos, pero a temperatura elevada pueden ocasionar el desprendimiento de los monómeros dañinos para la salud. El monómero poliestireno (plástico), es irritante para la piel y de las mucosas oculares y respiratorias. A concentraciones elevadas puede dar lugar a trastornos gastrointestinales, leucopenia, laxitud.Los fotoiniciadores pueden originar sensibilización, alteración endocrina o, incluso, cáncer. El bisfenol-A (BPA), un disruptor endocrino que altera el equilibrio hormonal en las personas expuestas y que se asocia a enfermedades de carácter hormonal, como malformaciones genitourinarias, infertilidad, obesidad y cáncer en órganos dependientes de las hormonas, como el de mama.

Conservación de los bosques.

Ni un solo papel

Ni un solo papel.

Aplicamos al medio ambiente la misma filosofía de innovación que a nuestros productos. Estamos trabajando en nuevos proyectos continuamente. Elegimos materiales más ecológicos para que los procesos de fabricación y los productos sean más responsables. Protegemos los bosques en explotación y nos aseguramos de que tengan una gestión sostenible. Todos y cada uno de nuestros productos se comercializan de forma digital, en ningún momento utilizamos papel para su impresión. Todas las pruebas las realizamos de forma gráficamente digital, con el fin de hacer un gasto racional del uso del papel.
Los bosques proporcionan la fibra de celulosa del papel. Pero también limpian el aire, purifican el agua y dan cobijo a los animales. De ahí que dediquemos tanto esfuerzo a minimizar nuestro impacto utilizándolo con la mayor eficiencia posible. Pero no basta con eso. Los bosques del mundo entero siguen en riesgo de desaparecer por culpa de una mala gestión, la tala ilegal y una expansión territorial agresiva. Por eso estamos decididos a proteger y crear bosques gestionados de forma responsable por todo el planeta que cubran nuestras necesidades de embalaje y produzcan fibra durante generaciones.

Se pierden 15.000.000 arboles / año
Cada español consume 4 árboles de 12m / año
Se consume 130.000 Km² de superficie de
bosques / año.
Producir 1 tonelada de celulosa se consumen 115.000 litros de agua.
Cada 500 folios, ahorras 75kg de madera.

El papel se puede reciclar hasta 11 veces en diferentes tipos de cartón y papel.

Emisiones dióxido de carbono CO2.

No al C02

Emisiones dióxido de carbono CO2

Todo el mundo sabe que los árboles captan energía del Sol para producir su propio alimento en un proceso que se llama fotosíntesis, y que un subproducto de ésta es el oxígeno que se libera en la atmósfera y que respiramos. La selva del Amazonas produce el 20% del oxígeno de toda la Tierra. A las selvas se les llama sumideros de carbono, pues absorben un porcentaje importante del dióxido de carbono que se libera en la atmósfera por la quema de combustibles de origen fósil. La selva del Amazonas absorbe cerca de 2 mil millones de toneladas de carbono al año, lo cual la vuelve esencial para que la vida continúe desarrollándose con éxito en nuestro planeta.
La tala y la quema de vegetación libera como dióxido de carbono el carbono que las plantas habían removido previamente de la atmósfera. De hecho, actualmente la acción de la deforestación contribuye con un 20% de todas las emisiones de gases invernadero -más que todos los aviones, trenes, barcos y automóviles juntos-. Al absorber el dióxido de carbono de la atmósfera, las selvas también desempeñan un importante papel como reguladores del clima, y a largo plazo -si la deforestación masiva continúa- su destrucción tendrá un profundo efecto no sólo en el clima de los alrededores, sino también en el clima estacional de todo el mundo.

En España suponen la fijación anual de 7,5 millones de toneladas de CO2, alrededor del 2% de las emisiones totales que produce el país. Para hacer papel se utiliza madera de especies de crecimiento rápido (en España fundamentalmente eucalipto y pino), que se cultiva con esta finalidad en plantaciones forestales, que se realizan y se mantienen para este uso. En España, gracias a la producción papelera, existen y se mantienen 400.000 hectáreas de arbolado de pino y eucalipto (el 2% de la superficie total de bosques).
Las plantaciones de especies de crecimiento rápido, debido a esta peculiar característica, son grandes sumideros de CO2 y ayudan así a frenar el cambio climático. Estudios recientes demuestran que una vez que el bosque alcanza su madurez, deja de fijar carbono, por lo que estas plantaciones productivas son una oportunidad medioambiental: las 400.000 hectáreas destinadas en España a la producción de madera para el sector papelero suponen la fijación anual de 7,5 millones de toneladas de CO2, alrededor del 2% de las emisiones totales que produce el país.

Cada 500 Folios Reciclados ahorras:

Conservación de las especies.

No talamos más bosques

Te presentamos a Abrams.

Según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), los chimpancés están «en peligro de extinción», y ya se encuentran extintos en 4 países africanos: Togo, Benín, Burkina Faso y Gambia. Se estima que a principios del siglo XX, en África había una población de 1 millón de chimpancés. En la actualidad esta cifra ha disminuido drásticamente, estimándose que hay solo entre 150.000 y 250.000 chimpancés en libertad. Los gorilas, bonobos, gibones y orangutanes, entre muchos otros animales, se encuentran también “en peligro de extinción” o “en peligro crítico de extinción”. Si no se toman las medidas necesarias, nuestros parientes más cercanos podrían desaparecer en pocas décadas. Puedes ver un programa interactivo sobre la situación de las diversas especies en diferentes ecosistemas de África y Asia en esta completa web de Apes Portal (Apes Population Ecosystem Surveys, con aportes del Jane Goodall Institute)

Los hábitats donde viven los chimpancés, especialmente las selvas tropicales, están desapareciendo a un ritmo alarmante. Una de las principales causas es la deforestación para la obtención de madera, la mayor parte de la cual es exportada a países del norte, como España. El gran crecimiento demográfico de muchos países africanos provoca la tala de zonas boscosas para la extensión de cultivos y zonas de pastoreo. La extracción minera también causa grandes daños a los ecosistemas donde habitan los chimpancés y muchas otras especies animales y vegetales. En Borneo y Sumatra, la deforestación para cultivos de palmera aceitera a gran escala está diezmando las poblaciones de orangutanes a un ritmo vertiginoso.

Abrams, un chimpancé macho adolescente de la comunidad de Ngogo.

Si quieres saber más, acerca de la población y la distribución de especies.

Si quieres saber más, para la investigación de la vida salvaje, la conservación y la educación ambiental.

El cambio climático es real.

Aplicamos al medio ambiente la misma filosofía de innovación que a nuestros productos. Si necesitas mas información acerca del cambio climático.